Pedro J. Martínez, a quien todos conocen como “El Francés”, dirige desde hace tiempo su empresa artesana de larga tradición familiar y firmemente afianzada en el mercado de la forja artística.el-artesano

Al año de nacer (Belmonte 1963) su familia se traslada a Francia por motivos de trabajo. Su padre, al igual que su abuelo, de oficio forjador, pasará 9 años trabajando en importantes empresas del sector de la forja, donde se le reconoce y gana prestigio por su alto grado en el conocimiento de la técnica.

Gran amante de la caza, lo que le hará seguir unido al pueblo de su mujer, Belmonte, al que retornará, por este motivo, en numerosas ocasiones durante su estancia en Francia.

Ya en 1972 y viendo que los lazos de unión con su pueblo de adopción eran demasiados fuertes volverá a él, dejando atrás importantes ofertas de trabajo.

Será en Belmonte, donde Pedro J. Martínez, “El Francés” (hijo) dé sus primeros pasos en el campo de la forja, de la mano de su padre y siguiendo así desde muy temprano en solitario hasta hoy en la actualidad, donde su firma y marca “El Francés” han alcanzado un reconocido prestigio.